NUEVA ORTOGRAFÍA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

NUEVA ORTOGRAFÍA

Mensaje  Zagh el Lun Nov 08, 2010 2:04 pm

Nota personal:

No tiene desperdicio. Leed y opinand. En cuanto pueda, me pasaré por aquí a recalcar un par de frases que me han encantado... Dark Anyina, no enfurezcas xD


De la RAE


En los últimos tiempos han sido muchas las personas de España e Hispanoamérica que se han dirigido a la Academia solicitando aclaraciones de normas ortográficas, planteando dudas y sugiriendo, en fin, la conveniencia de presentar la Ortografía de un modo más sistemático, claro y accesible.

Para responder a esa demanda, la Academia creyó conveniente ofrecer al público una nueva edición de su Ortografía, corregida, actualizada y acrecentada en precisiones y ejemplos.

El texto original fue enviado a las Academias de América y de Filipinas, para que estas corporaciones lo revisaran y propusieran enmiendas. Aprobado el texto definitivo, la nueva Ortografía de la lengua española salía a la luz en 1999.

De este modo, y por primera vez, la Ortografía académica tiene un carácter panhispánico, y se convierte así en una herramienta imprescindible para fortalecer la unidad de la lengua.


(...)
El proceso de elaboración de la nueva edición de la Ortografía de la lengua española llega a su fin. Del 1 al 4 de noviembre se reúne en San Millán de la Cogolla (La Rioja) la Comisión Interacadémica de la Asociación de Academias de la Lengua Española para debatir y aprobar el texto básico que será ratificado definitivamente a finales de este mes en Guadalajara (México) por el pleno de las veintidós Academias.



1. Relevancia. La Ortografía, el Diccionario y la Gramática constituyen las tres publicaciones en las que las que se basa la codificación lingüística de nuestro idioma. La cuestión ortográfica no es un problema menor: constituye el ámbito en el que se hace más patente la unidad de la lengua. En la inmensa extensión del mundo hispanohablante, el español presenta variedades fónicas, morfológicas, sintácticas y léxicas. Sin embargo, comparte unas mismas normas ortográficas. Gracias a esta unidad en la escritura podemos leer a Neruda, Borges, Onetti, García Márquez, Vargas Llosa, Carpentier, Rulfo o Delibes como si tuvieran una misma voz. Esta unidad es un bien de valor incalculable. La ortografía posee repercusiones educativas, sociales, económicas y culturales.



2. Antecedentes y génesis. Desde 1741 la Real Academia Española (RAE) viene realizando distintas ediciones de la Ortografía de la lengua española. Gracias a sus trabajos y reformas sucesivas la escritura del español ha evitado alejarse en exceso de la pronunciación, proceso sufrido por otras lenguas de nuestro entorno. Tradicionalmente, la Ortografía académica es una obra sucinta, de carácter esencialmente normativo en la que se exponen las reglas de escritura, complementadas con normas orientadoras destinadas a facilitar su enseñanza y aprendizaje. La última edición (1999), que ya manifestaba la vocación panhispánica, fue sancionada por todas las Academias de la Lengua Española.
Aunque su edición constituyó un éxito en crítica y en difusión, la Asociación de Academias de la Lengua Española se propuso muy pronto como objetivo la preparación de una próxima edición más amplia, más minuciosa, más razonada y más sensible a los nuevos retos de la escritura electrónica. Tras la elaboración de varios documentos de trabajo, se encarga el proyecto de redacción de la nueva Ortografía al Departamento de «Español al Día» de la RAE, integrado por los responsables del Servicio de Consultas, que han sido los redactores, en su día, del Diccionario panhispánico de dudas (2005). Los capítulos han sido enviados de forma sucesiva a todas las Academias con el fin de que procedieran a formular observaciones, críticas y propuestas. A partir de estas aportaciones se entra en una nueva fase: el documento es sometido al estudio, discusión y modificaciones de la Comisión Interacadémica. Sus primeras reuniones tuvieron lugar en Chile a finales de febrero y principios de marzo de 2010, durante los difíciles momentos por los que atravesaba este país a causa del terremoto.



3. Caracteres generales de la obra. La nueva Ortografía es un proyecto ambicioso, resultado de una larga experiencia y fruto de reflexiones sobre sus fundamentos teóricos. Estos son sus rasgos más novedosos.


3.1. Ortografía razonada. Tradicionalmente, las obras ortográficas son breves manuales en los que se exponen simplemente las normas de la correcta escritura. Sin embargo, las decisiones de los ortógrafos suelen estar apoyadas sobre criterios, principios e ideales no desvelados. La nueva Ortografía, sin perder su carácter normativo, intenta hacer explícitas las razones que sustentan las normas y las articula de modo sistemático para que pueda ser considerada una disciplina científica.


3.2. Ortografía amplia y exhaustiva. La brevedad de las publicaciones ortográficas previas dejaba amplios espacios de sombra que generaban muchas dudas. La experiencia acumulada durante años en el Servicio de Consultas ha permitido crear una amplia y organizada base de datos con todos los problemas ortográficos planteados por los usuarios de la lengua, así como las respuestas ofrecidas. La nueva edición de la Ortografía dará respuesta a la mayoría de los posibles problemas.


3.3. Ortografía coherente. Las normas ortográficas vigentes son el resultado de un largo proceso en el que han intervenido factores mudables como el uso, la influencia de extranjerismos, las modas, los cambios de criterio y, a veces, los errores. Como consecuencia, a veces conviven algunas normas disgregadas, cuando no incongruentes. La nueva Ortografía propone algunas actuaciones destinadas a conseguir la coherencia en tales casos.


3.4. Ortografía simple. A pesar de su extensión y de su carácter razonado, la nueva Ortografía está redactada en un lenguaje claro y comprensible. Se evitan, dentro de lo posible, los tecnicismos y cuando su supresión no es fácil se explican de forma clara. En la representación de las unidades fónicas se opta por letras del alfabeto. Por otra parte, todos los capítulos incluyen una información histórica y enciclopédica que facilita la comprensión y aviva el interés en la lectura.


3.5. Ortografía moderna. Las obras clásicas estaban pensadas para la escritura manual. La aparición de las computadoras y su generalización han convertido al usuario de la lengua en editor e impresor de sus textos. La ortografía amplía sus dominios para incluir un nuevo ámbito: la ortotipografía. La nueva obra introduce dos capítulos novedosos en los que se estudian los elementos tipográficos básicos (letras, cifras, signos, caracteres de formato, espacios en blanco, etc.), así como los elementos constitutivos del texto (párrafos, enumeraciones, citas, ilustraciones, cuadros, notas, referencias, etc.) y sus repercusiones en la escritura correcta.


3.6. Ortografía panhispánica. La nueva edición de la Ortografía es panhispánica no solo en su génesis, elaboración y aprobación, sino también en sus contenidos. En todo momento se tienen en cuenta las relaciones e influencias de las lenguas indígenas en la escritura de muchas palabras del español. En la elaboración de normas orientadoras para el aprendizaje, se toman en consideración de manera especial los problemas del seseo y del yeísmo, fenómenos que afectan a la mayoría de los hispanohablantes, pero que eran descuidados por las ortografías del pasado.



4. Algunas innovaciones frente a la Ortografía de 1999. El documento que se somete a estudio y aprobación de la Comisión Interacadémica no presenta una renovación profunda del sistema ortográfico del español. Su mayor novedad reside en la regulación explícita de muchos problemas que en publicaciones precedentes no eran ni siquiera contemplados. Es el caso de gran parte de los capítulos dedicados a las mayúsculas y minúsculas, a los nombres propios, a las expresiones procedentes de otras lenguas, a las expresiones numéricas y a la ortotipografía.



Limpia, fija... y jubila letras y acentos
La nueva ortografía llama 'ye' a la 'i griega', suprime la tilde en 'solo' y escribe 'cuórum'
JAVIER RODRÍGUEZ MARCOS - Madrid - 06/11/2010


Que la ortografía es un ente mutante lo ilustra bien el hecho de que, en 1741, la primera edición lanzada por la Real Academia Española apenas 30 años después de su fundación se titulaba Orthographía. Por otro lado, que la disciplina que rige la correcta escritura es un asunto sensible para mucha gente lo demuestra la polémica que se desató cuando en 1815 se eliminó la "h" de la palabra "Christo".

Que la ortografía es un ente mutante lo ilustra bien el hecho de que, en 1741, la primera edición lanzada por la Real Academia Española apenas 30 años después de su fundación se titulaba Orthographía. Por otro lado, que la disciplina que rige la correcta escritura es un asunto sensible para mucha gente lo demuestra la polémica que se desató cuando en 1815 se eliminó la "h" de la palabra "Christo". Por eso, Salvador Gutiérrez Ordóñez, coordinador de la nueva Ortografía académica que publicará Espasa antes de Navidad, evita usar incluso la palabra reforma. No digamos ya revolución.

Pero más que la susceptibilidad de hablantes que se han acostumbrado a guión o quorum como otros se habían acostumbrado antes a obscuridad o Christo, lo decisivo es que, mucho más que el diccionario o la gramática, la ortografía constituye la mayor garantía de unidad del idioma: "En la inmensa extensión del mundo hispanohablante, el español presenta variedades fónicas y léxicas. Sin embargo, comparte unas mismas normas ortográficas. Por eso podemos leer a Rulfo y a Delibes como si tuvieran una misma voz". Puede que la palabra manejar no signifique lo mismo en España y en América, pero en las dos orillas se escribe exactamente igual.

Según su responsable, la nueva obra trata de ser razonada y exhaustiva -tendrá 800 páginas, casi cuatro veces más que la última, de 1999-, pero también simple y legible. Y sobre todo "coherente" con los usos de los hablantes y las reglas gramaticales. De ahí la pertinencia, dice, del consenso panhispánico perseguido por la comisión que ha representado a las 22 Academias de la Lengua Española de todo el mundo. El miércoles pasado, esa comisión, reunida en San Millán de la Cogolla (La Rioja), echó el cierre a la nueva Ortografía de la lengua española. A falta de su ratificación definitiva el próximo día 28 en la Feria del Libro de Guadalajara (México), Gutiérrez Ordóñez, sentado en la biblioteca donada a la RAE por Dámaso Alonso, repasa una obra que en unos casos "legisla" y en otros solo "orienta", pero que, pese a la sorpresa que puedan provocar algunas de sus "innovaciones", tiene cuatro pilares: "El uso, las autoridades (es decir, la literatura), la evolución de la lengua y la coherencia gramatical". Nada que ver con la incendiaria propuesta de García Márquez de jubilar la ortografía, "terror del ser humano desde la cuna". La ge y la jota siguen ahí; las haches rupestres, también. Algunas cosas, sin embargo, cambian.

- La i griega se llamará ye. Cosas del panhispanismo: América pierde la be alta y España, la i griega. Hasta ahora, algunas letras del alfabeto recibían varios nombres: be, be alta o be larga para la b; uve, be baja o be corta, para la v; uve doble, ve doble o doble ve para la w; i griega o ye para la letra y. La nueva Ortografía propone un solo nombre -"sin apellidos"- para cada letra: be para b; uve para v; doble uve para w; ye para y (en lugar de i griega). Según el coordinador del nuevo texto, el uso mayoritario en español de la i griega es consonántico (rayo), de ahí su nuevo nombre, frecuente en muchos países de América: "También decimos yeísmo". Por supuesto, la desaparición de la i griega afecta también a la i latina, que pasa a denominarse simplemente i.

- Ch y ll ya no son letras. Desde el siglo XIX, las combinaciones de letras ch y ll eran consideradas letras, pero ya en la Ortografía de 1999 pasaron a considerarse dígrafos, es decir, "signos ortográficos de dos letras". Sin embargo, tanto ch como ll permanecieron en la tabla del alfabeto. La nueva edición los suprime "formalmente". Así, las letras del abecedario pasan a ser 27.

- Solo en casa, ambiguo pero sin tilde. Hasta ahora, el acento gráfico indicaba la diferencia de uso de formas como este y solo. Pero ya desde 1959 las normas ortográficas limitaban la "obligatoriedad del acento gráfico" a las situaciones de posible am bigüedad (Dijo que ésta mañana vendrá / Dijo que esta mañana vendrá; Pasaré sólo este verano / Pasaré solo este verano). Dado que "esos casos son muy poco frecuentes y se resuelven fácilmente por el contexto", la nueva Ortografía indica que "se puede no tildar el adverbio solo y los pronombres demostrativos". Eso sí, no se "condena" su uso si alguien utiliza la tilde. La RAE, no obstante, lleva ya décadas predicando con el ejemplo y, desde 1960, en sus publicaciones no pone tilde en ninguno de esos casos. Desde hace algunas semanas, este periódico tampoco.

- Un guion puede tener un goya, pero no una tilde. De los 450 millones de hablantes del español, unos pronuncian como diptongo lo que para otros funciona como hiato, por eso la RAE permitía la escritura con tilde a "aquellas personas que percibieran la existencia de hiato". Se podía, por tanto, escribir guion-guión, hui-huí, riais-riáis, Sion-Sión, truhan-truhán, fie-fié... La nueva Ortografía considera que estas palabras son "monosílabas a efectos ortográficos" y que, se pronuncien como se pronuncien, deben escribirse siempre sin tilde.

- 4 o 5 y no 4 ó 5. Las viejas ortografías se preparaban pensando en que todo el mundo escribía a mano. La nueva, entre tanto, no ha perdido de vista los ordenadores. Hasta ahora, la conjunción "o" se escribía con tilde cuando aparecía entre cifras (4 ó 5 millones). Sin embargo, los teclados de las computadoras han eliminado el peligro de confundir la letra o con la cifra cero. Y donde no hay peligro no hay señal de peligro.

- Gran premio de Catar. Aunque no siempre lo fue, como recuerda el coordinador de la nueva ortografía, la letra k ya es plenamente española, de ahí que se elimine la q como letra que representa por sí sola el fonema /k/: "En nuestro sistema de escritura, la letra q solo representa al fonema /k/ en la combinación qu ante e o i (queso, quiso). Por ello, la escritura con q de algunas palabras (Iraq, Qatar, quórum) representa una incongruencia con las reglas". De ahí que pase a escribirse ahora: Irak, Catar y cuórum. ¿Y si alguien prefiere la grafía anterior? Deberá hacerlo como si se tratase de "extranjerismos crudos": quorum, en cursiva y sin tilde. Los nombres propios, sin embargo, quedan excluidos. Llegará, pues, el día en que leer Qatar sea como leer London.

- La ex del golfo de México. Dadas las continuas dudas que provoca la colocación de las mayúsculas, la nueva Ortografía ha optado por un criterio claro: "Se eliminan de los términos genéricos que se anteponen a los nombres propios (golfo de México, calle Felipe IV)". Además, la partícula ex se homologa al resto de prefijos, es decir, "se escribirán unidos a la base cuando sea una palabra simple (exmarido, antisocial, proamericano)" y separados cuando "afectan a bases léxicas compuestas (ex capitán general, pro derechos humanos)".

De http://blogs.elpais.com/papeles-perdidos/2010/11/la-guachafita-de-la-ortografia.html#tp


Nada es permanente, nada es estático, nada es para siempre. Y no voy a hablar de filosofía ni nada que se le parezca, simplemente constatar que la lengua y el idioma, cualquiera que sea, son como organismos vivos, y como tal, su estado natural es el cambio continuo, la metamorfosis. Y sí, como sospechan, voy a referirme a la nueva ortografía fijada por las 22 Academias de la Lengua que estos días están dando mucho de que hablar. Que si jubila letras, que si desdeña acentos, que si desprecia tradiciones, que si ningunea regiones; mientras unos y otros se llevan las manos a la cabeza por una u otra razón. Y eso es bueno, que se lleven las manos a la cabeza, claro, porque significa que nuestra lengua común, el castellano o español, es un organismo vivo y vivificado por todos nosotros: 450 millones de personas en 22 países. Sobre todo ahora desde el ciberespacio que nos ha mostrado y confirmado la realidad tan diversa y múltiple del idioma procedente de tantos lugares. Que constata que no hay un centro estático, inamovible e inmarcesible. El centro es móvil y múltiple, el centro son las periferias. Todos somos centros periféricos cruciales. Como el propio Universo formado por Multiuniversos conectados, una idea que me viene al pelo ahora que estoy leyendo el último libro de Stephen Hawking, El gran diseño (Crítica), del que mañana lunes daré en ELPAIS.com un avance.

Volviendo al tema de la ortografía, tomando un agujero negro para llegar más rápido, debo decir que soy partidario de Sumar y no de Restar, en términos generales. Y lo que veo es que mientras por un lado comprobamos la expansión del vocabulario, del léxico y las expresiones, y la aceptación de nuevas palabras en 22 países (así lo recoge el nuevo Diccionario de americanismos de la Rae), por el otro restringimos y/o simplificamos su ortografía, en aras de aclarar, facilitar, mejorar o potenciar su uso. Lo que me recuerda que no estaba tan desencaminado Gabriel García Márquez cuando, en 1997 en la inmauguración del I Congreso Internacional de la Lengua en Zacatecas (México), dio una serie de ideas en ese sentido, simplificar la ortografía, aunque entonces le llovieron críticas por todos lados, mejor dicho, le cayó tremendo chaparrón caribeño por lo que hasta ayer mismo se ha calificado como la provocación de un mago de la literatura y el lenguaje.

La blogosfera está que arde con los nuevos anuncios de cambios en la ortografía.

Las críticas o comentarios responden a la región a la cual pertenece el bloguero. En España, por ejemplo, los medios de comunicación han centrado los titulares y sumarios en que a la i griega ahora se le bautiza oficialmente como Ye, algo que para mí no es ninguna novedad ni me resulta siquiera curioso o llamativo, porque como colombiano esa es la denominación que me enseñaron desde primero de primaria cuando descubrí el alfabeto: ... ese, te, ve, equis, YE y zeta. Además el uso de la Ye es consonántico (Yema, Yugo, arroYo, etc); lo cual quiere decir que se oficializa su estado natural.
Me resulta, en cambio, más curioso o contradictorio, al menos visualmente, que la Zeta ahora sea Ceta, lo que indica que en su apariencia se le despoja de su vestido sonoro, así yo la pronuncie a lo colombiano, es decir sin el sonido Zzzzz.

En otros casos también son ganas de molestar. No sé que tiene en contra la Academia de los nombres compuestos, los podríamos llamar así. Me refiero a que si en unas regiones a la letra B se le llama simplemente be, en otras be larga o be alta, ahora sólo tengamos que llamarla B. En el caso de la V, se le conoce como ve corta, ve pequeña o uve, ahora es este último nombre el que debe imperar. ¡Pues vale! ¿Y..? Quizás algunas de estás normas son innecesarias, pero no perturbadoras, como escribiera José Antonio Marina en EL PAÍS.


Todo esto me recuerda que en este mismo periódico, EL PAÍS, donde trabajo, antes del Mundial de Fútbol se decidió que para unificar criterios y normas lo correcto para nosotros era escribir Sudáfrica, y no Suráfrica, y Sudamérica en lugar de Suramérica. Con lo que no estaba de acuerdo y di mi batallita (como aquella de llamar preferentemente a los nacidos en Estados Unidos, estadounidenses y no Americanos, porque eso me incluiría a mí y al resto de 400 millones de latinoamericanos, por más que sea el gentilicio oficial de ese país, que en realidad no tiene un nombre como tal, al ser Estados Unidos de América, pero ese es otro culebrón). Uno de los argumentos del periódico de privilegiar el prefijo SUD es que, al parecer, una gran mayoría de hispanohablantes pronuncian y escriben el país y continente referido de esa manera. Así que otra vez nos encontramos con que estamos restando en lugar de sumar. Cuando las dos palabras pueden coexistir sin problema, porque, además, se entienden perfectamente. Por mi parte, siempre he sido de los que ha dicho Suramérica y Suráfrica porque así lo aprendí y luego comprobé que era lo correcto al venir de SUR, palabra de nuestro idioma. Es decir, que si vamos a ser estrictos y aplicar el sentido común, lo más correcto, es decir Suráfrica, y no utilizar el sonido ni la grafía adaptada del francés Sud.

Capítulo aparte es las nueva norma de la Academia sobre el alfabeto. En esa misma escuela de Neiva, donde yo nací, y aprendí a reconocer la Y como ye, me enseñaron 30 letras: a, b, c, d, ch, d, e, f, g, h, i, j, k, l, ll, m, n, ñ, o, p, q, r, rr, s, t, v, w, x, ye y zeta. Entre reformas y reformas en dos décadas hemos pasado a un alfabeto de 27 miembros. Han desaparecido tres letras, dos de ellas emparejadas dando un sonido particular, que ahora son consideradas dígrafos: la Ch (Cháchara, Chafar, Charlar, Chaval o Chirriar o Guachafita), la Elle, o doble ele (con una pronunciación diferente a la ye, como Castellano, Llover, Bulla o Llama) y la R (pronunciada ere, cuando va sola en palabras como Letra, Palabra, Ortografía, Suprimir, Sumar o Carajo; y su sonido no es fuerte como el de la Erre de Restringir, Respuesta, Rehacer, Refunfuñar o Desterrar).

Y otro capítulo aparte son los acentos o tildes (así llamamos en Colombia y otros países americanos a lo que en España suele llamar la mayoría acento, porque nosotros usamos la palabra Acento para referirnos exclusivamente a la parte de la palabra donde se hace énfasis, es decir: todas las palabras tienen acento pero no todas se tildan. Pero se usan las dos y no pasa nada). Volviendo a las tildes, ahora hasta a Guion lo han sacado del exclusivo club de monosílabos tildados, y a Solo lo han dejado solo, junto a otras palabras de posible ambigüedad, para que se defienda dentro del contexto de la frase sin tildes. Lo cierto es que nuestro idioma es multicéntrico, poliédrico y está más vivo que nunca gracias a esos 450 millones de personas de 22 países que lo están expandiendo y enriqueciendo a cada minuto. Su evolución no se detiene, con aprobación o no de la Academia. Así lamentemos la viudez de la C y de que la L haya perdido a su hermano gemelo.

Hay que vivir esta guachafita de la ortografía como una alegre fiesta del idioma que no debe ser arbitraria, ni establecerse tratanto de tener contentos a unos países o regiones, sino recurriendo al sentido común que sirva para enriquecer y agrandar el castellano o español. Por eso, parafraseando el título del otrora polémico discurso de García Márquez en Zacatecas, lancemos al mar una botella al dios de las palabras para que dé (todavía se tilda) sensatez a los académicos. Al final la lengua la hacen, la hacemos, los hablantes. Todos, ustedes y yo.



Enlace antigua Ortografía (1999) http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000015.nsf/(voanexos)/arch7E8694F9D6446133C12571640039A189/$FILE/Ortografia.pdf

La nueva, a esperar hasta finales de este año (no sé si se subirá a Internet)
avatar
Zagh
Terracera

Cantidad de envíos : 980
Fecha de inscripción : 05/02/2009
Edad : 26
Localización : la Tierra de Aza

http://conlabutacaenlaterraza.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: NUEVA ORTOGRAFÍA

Mensaje  Administrador el Lun Nov 08, 2010 9:33 pm

Pues yo, que no soy xenófoba, pero tampoco colombiana... me niego a llamar "ye" a la i griega de toda la vida u.ú Y si a la zeta la escribes "ceta", a mí no me dice nada u.u de hecho, si viese eso en un libro por ahí probablemente ni siquiera reconocería la palabra O.o no comprendería lo que me están diciendo... (vaya ideas de casquero...)

Y lo de que a sólo/solo le iban a quitar la tilde ya me lo venían diciendo profesores y demás desde hacía muchos años (de hecho yo pensaba que ya estaba aprobada esa enmienda O.o), pero personalmente formo parte del club de fan sdel SÓLO, y no pienso quitarle la tilde, porque me parece que es de grandísima utilidad, igual que sucede con el caso de AÚN.

A veces tengo la sensación de que los de la RAE se aburren tanto que sienten la necesidad de justificar su salario haciendo de cuando en cuando idioteces como esta u.u
avatar
Administrador
La doble

Cantidad de envíos : 3230
Fecha de inscripción : 02/02/2009
Localización : Omnipresente

http://gjordilauriana.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Re: NUEVA ORTOGRAFÍA

Mensaje  St2 el Mar Nov 09, 2010 6:01 pm

lo mismo me equivoco, pero no fue esto lo que leimos en tu casa, anyi? eso de la ortografia como ente mutante me ha vuelto a saltar a los ojos con mas fiereza que nunca...
por mi pueden decir misa, yo seguire escribiendo y griega en vez de ye y plantandole acentos al solo (y quedandome mas ancha que larga en el proceso e.e).
aaaanyway, todavia no se que me parece mas absurdo de todo esto, en serio.

anyina, no eres colombiana? nch, me tenias engañada!
XDDD
avatar
St2
Abuelete sintiéndose joven

Cantidad de envíos : 1413
Fecha de inscripción : 02/02/2009
Edad : 26
Localización : Mundo-manta!!! =P

Volver arriba Ir abajo

Re: NUEVA ORTOGRAFÍA

Mensaje  rkl3012 el Mar Nov 09, 2010 8:40 pm

Yo todavía estoy en shock.
La tilde a "sólo" me niego a quitarla..¬¬
avatar
rkl3012
Abuelete sintiéndose joven

Cantidad de envíos : 180
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 25
Localización : En mi caja de música.

Volver arriba Ir abajo

Re: NUEVA ORTOGRAFÍA

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.